La Corte de Arbitraje, creada en el año 1990 por la Cámara de Comercio de Alicante y el Colegio de Abogados, nació con la finalidad de poner al servicio de empresarios y particulares un procedimiento de resolución de litigios extrajudicial y voluntario, en el que se encomienda a un árbitro o colegio arbitral la resolución de una controversia o reclamación y cuya resolución final tiene la misma eficacia y valor que una sentencia dictada por los Tribunales de Justicia.

El arbitraje que lleva a cabo la Corte de Alicante es el llamado Arbitraje Institucional o Administrado que permite a las partes de una controversia, previo Convenio Arbitral, acordar que sea nuestra Institución la que resuelva la cuestión planteada, bien encomendándole sólo la administración del arbitraje o bien la administración y el nombramiento del o de los árbitros.

Las ventajas del arbitraje son múltiples: celeridad, el plazo máximo para dictar “sentencia” (Laudo en arbitraje) es el de seis meses; confidencialidad, si las sentencias dictadas por la jurisdicción ordinaria pueden ser públicas, el laudo es privado; economicidad, el arbitraje por su agilidad y rapidez elimina costos que se dan en otras instancias; especialización, el árbitro nombrado por la Institución arbitral es un especialista en la cuestión objeto del litigio planteado;Australia Pantuflas 39 Ugg Hombres Suede Mujer Hafnir Marrón oCWxBerQdE flexibilidad del procedimiento formal.

Por otro lado, el acceso al arbitraje es sencillo, mediando Convenio Arbitral y sometimiento expreso al arbitraje de la Corte, con un procedimiento recogido en el Reglamento de la misma que simplifica el contenido del Convenio ya que las partes no tienen que acordar los detalles del procedimiento, forma de designar árbitro, clase de arbitraje, plazo para dictar laudo y con un conocimiento previo del costo del arbitraje, además de asistencia administrativa y logística.

Este servicio, enmarcado entre los que ofrece la Cámara, promueve un sistema alternativo al judicial y que es el procedimiento más rápido y eficaz para resolver, extrajudicialmente, los conflictos entre empresas o entre particulares a nivel tanto nacional como internacional.